¿Por qué los plazos de entrega más rápidos cuestan más?